domingo 20 de septiembre del 2020

Diseño Web Pyndoo

Está en: Archipielago / Noticias del Archipiélago Canario / Canarias se integró en Europa en el siglo XVI merced a su azúcar

Canarias se integró en Europa en el siglo XVI merced a su azúcar

La integración de Canarias en Europa, muy comentada en las últimas décadas ante la integración de España en la Unión, fue ya una realidad en el siglo XVI, merced al desarrollo en las islas de una producción de azúcar de proyección internacional, según algunos historiadores.

Y es que esa vinculación del Archipiélago con Europa se estableció ya desde entonces "en íntima relación con el azúcar", que se produjo en las islas en una época de auge de su consumo aprovechando sus buenas condiciones climáticas para cultivar la caña de la que se extraía, según ha sostenido hoy la profesora de Historia Medieval de la Universidad de La Laguna Ana Viña.

 

Tanto era el potencial comercial de ese cultivo en Canarias que, de hecho, la "nueva economía" que generó en su época "fue un proceso impulsado, en su fase inicial, por capitales foráneos" de inversores que quisieron sacar partido de él, ha dicho la historiadora al ofrecer la conferencia inaugural de las jornadas "Azúcar y mecenazgo en Gran Canaria. El oro de las Islas. Siglos XV y XVI".

 

"El azúcar como eje vertebrador de la sociedad canaria en el siglo XVI" ha sido el título de la ponencia de Viña, quien ha recalcado que las repercusiones de la extensión por el territorio isleño de ese negocio afectó "no solo a la economía, sino a la organización social del espacio o a las relaciones sociales", entre otros muchos aspectos de su realidad.

 

Hasta el punto de declarar que en ese momento histórico "la identidad cultural de Canarias estuvo marcada por la presencia de la actividad azucarera".

 

Todo ello fue posible a raíz de un hecho determinante, el de que "el azúcar en el siglo XV pasa de ser un producto casi exótico a tener un consumo elevado", según ha afirmado.

 

Además, ha destacado que las transacciones derivadas de la producción azucarera isleña conllevaron también la llegada a Canarias de elementos importantes de la cultura europea, como piezas de arte flamenco, esculturas y pinturas, que los comerciantes adquirían en los mercados del continente a los que acudían a hacer negocios.

 

Ejemplos de ello son varias obras de arte flamenco elaboradas en el siglo XVI por encargo de mecenas que hicieron fortuna con el negocio de los ingenios azucareros que se muestran en la Casa de Colón de Gran Canaria en paralelo a las referidas jornadas, organizadas por el Cabildo Insular.

 

Aunque también dejó su huella en Europa a raíz de todo el proceso el Archipiélago, hasta el punto de que hay datos que prueban que "la calidad del azúcar canario siempre fue una garantía", incluso después de que su producción quedara reducida a lo anecdótico al superarla la de América.

 

Algo que demuestra el hecho de que un famoso médico de Gante publicó a finales del siglo XVI un libro de medicina que tuvo varias reediciones en el siglo XVII mencionando al azúcar a Canarias específicamente por su calidad, y ello a pesar de que "hablamos ya de una fase cuando el azúcar prácticamente ya no tenía importancia" en la economía de las islas, ha argumentado.

 

Agencias

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención