lunes 28 de septiembre del 2020

Diseño Web Pyndoo

Está en: Opinión / Artículos de Opinión / Artículo de Opinión por José Javaloyes

Artículo de Opinión por José Javaloyes

También cabe decir que al Gobierno de Rabat le ha salido el tiro por la culata en su estrategia de deslegitimar al Polisario como interlocutor con Occidente, para taparse así de su devastadora razia contra los saharauis de El Aaiún. O sea el núcleo de cuantos no se fueron directamente a refugiarse en los interesados brazos argelinos: por los asentamientos de Tinduf y otros espacios vecinos de su patria.

Tuvo el Gobierno marroquí, al que se está subiendo a las barbas el islamismo interno – violando así el monopolio de la interlocución con Alá que detenta Miramolín -, la ocurrencia de acusar al Polisario, que es la voz y el rostro internacional de los saharauis, de ser agentes a comisión de la Al Qaeda que opera en el Magreb. Acusación destinada, como digo, a presentarse a los ojos del mundo como causa justa y solidaria contra la peste terrorista que prolifera en la tarea de asesinar en nombre del Profeta. Desde el Sahel, donde decapita rehenes franceses, hasta Estocolmo. Junto a la cena de gala por el Nobel de Literatura.

Nada más ajeno y al propio tiempo más opuesto a la verdad de las cosas, esa solidaridad antiterrorista de los ocupantes del Sahara Occidental. El Gobierno argelino, posible inventor del Polisario en su día – para torpedear la descolonización del Sahara comenzada por España –, que se trae una batalla histórica contra el islamismo, especialmente contra su ala terrorista, acaba de asestar, conforme informan las agencias, un golpe muy severo a los alcaedanos magrebíes, al matar a 12 de ellos cuando se encontraban reunidos en las montañas para reorganizar en el norte del país los dispositivos antieuropeos de “Al Qaeda por el Magreb Islámico”.

Pero antes de que este operativo se realizara, las filtraciones de “Wikileaks” revelaban la opinión que al respecto tiene el departamento de Estado sobre el Polisario, y sobre la misma Argelia, en lo que toca a este respecto; una opinión o punto de vista que excluye la idea de que pueda haber relación alguna en ese sentido. Comentario norteamericano que da la pista de que la diplomacia marroquí ha querido vender esta moto a la diplomacia de Washington como apoyo o justificación de la propia permanencia en el Sahara Occidental. Sabido es, carece Marruecos de todo título con el que justificar el hecho de la ocupación del territorio desde 1975. Incluso la Administración del mismo
Territorio, cedida por España, puede que no tenga relevancia jurídica; al haber estado iniciada ya por Naciones Unidas la descolonización del territorio, cuando se produjo la Marcha Verde, Naciones Unidas serían las depositarias de todos los títulos internacionales relativos al territorio y a sus habitantes autóctonos. Y si efectivamente fuera así, como probablemente lo será, jurídicamente carecería de toda relevancia la cesión española del territorio a Marruecos suscrita en los Acuerdos de Madrid. Lo cual quiere decir, de otra parte, que es Naciones Unidas la instancia a la que corresponde resolver el asunto.

Se infiere de todo lo cual que a Rabat también desde esta perspectiva le ha salido el tiro por la culata cuando ha querido, con la razia sobre El Aaiún, rematar la ocupación del territorio; pretendiendo justificar después lo actuado con el argumento de que si el Polisario consiguiera la independencia de los suyos podría poner en manos del terrorismo islámico el nuevo Estado. Las propias falacias, por un lado, y el chantaje a España por otro, con Ceuta y Melilla, son las ruedas sobre las que se desplaza el Gobierno de Mohamed VI. Y del lío, ciertamente, no le van a sacar ni ZP ni Rubalcaba.

 

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención