lunes 17 de diciembre del 2018

Diseño Web Pyndoo

Está en: Opinión / Artículos de Opinión / Teatro e igualdad: Conclusiones de la campaña #PorUnMejorReparto por Isabel Cabrera

Teatro e igualdad: Conclusiones de la campaña #PorUnMejorReparto por Isabel Cabrera

Está lo urgente y lo importante.

Y hay que saber discriminar, discernir y decidir entre ambas. Lo que estoy escribiendo ahora es urgente, y también es importante. Aunque sean las 23.00 de la noche y mañana tenga que trabajar a las 7. Aunque esté con el plato de puré a un lado del ordenador mientras escribo estas palabras recién aterrizada de Gran Canaria. Aunque esté dejando mi mimo personal para otro momento.

 

Es importante que se visibilice a la mujer en el teatro en Canarias. Es urgente que se cuente que hoy hemos estado un puñado de mujeres vinculadas a este arte, que vivimos en Canarias, llenando el teatro Guiniguada hablando de esto y gracias a la campaña #PorUnMejorRepartodel Gobierno de Canarias, quien financió el evento y los pasajes de las asistentes de todas las islas y a la compañía 2RC Teatro, que promovió, gestionó y organizó el evento.

Dicho esto… ahora sí puedo poner título a lo que siento:

 

MUJERES "TODO TERRENA-LES" o CREER PARA CREAR

Crónica de una chalada

Busco una palabra. Un término que no me sale en femenino por el patriarcado al que le doy la mano desde que nací. Pido disculpas a mi querida Mon Peraza, colega de profesión y muy implicada en la terminología de género porque no voy a releer lo escrito. Y te diré por qué Mon. Hoy escuché algo ciertamente curioso: “Permitámonos ser mediocres”. Esta frase vino de una ponente potente, valga la redundancia: Nieves Mateo, actriz, investigadora, periodista y docente en la RESAD. La mediocridad es un término que nos aterra a las que somos exigentes, a las que valoramos la profesionalidad por encima de todo, las cosas bien hechas, el valor añadido. El problema está cuando el miedo a esa mediocridad nos frena a la hora de crear.

 

Les pongo en contexto:

 

8.50 de la mañana de un miércoles 26 de septiembre. Día en el causalmente se cumplen 26 años del trágico fallecimiento del artista César Manrique, al que le brindamos un homenaje en nuestro espectáculo Taro, recién estrenado. Puerta del Guiniguada. No ha llegado nadie y yo estoy muy ilusionada. Me encuentro a Daniel Tapia, director del Guiniguada. Me presento y entro muy resuelta. Todavía están preparando la escenografía.

 

Así que salgo, tomo el sol y paseo por Vegueta.

A mi vuelta me encuentro con muchas mujeres. Veo caras conocidas. Más de las que imaginaba. ¿De qué me suena?, uy, y esta otra… ¿por qué será que me suena tanto?, ¡ala, qué bueno, ¿qué hace Marianexy Yanes por aquí?, uy, mira a Esther,de SomoS-Grupo Teatral, también de Lanzarote. Y así, una, en la observación, va reconociendo y reconociéndose su humilde trayectoria en este mundo, nuestro mundo.

 

Empieza la primera ponencia: Aranza Coello y sus zapatos. Creadora. Actriz, directora y dramaturga de la compañía Burka Teatro (Tenerife). Habla de su trayectoria personal y profesional haciendo una bella analogía con los zapatos que ha usado a lo largo de su carrera y cómo ha ido cambiando de calzado, adaptándose camaleónicamente a las circunstancias. Habla de apostar por sí misma, de la formación, de creer. De hacer sin pensar, sin auto colocarse etiquetas. Y del descubrimiento de sus mejores espectáculos y últimas producciones gracias a dejarse llevar. A creer y creerse. Le sigue Leo Medina, actriz grancanaria con una larga trayectoria.

 

10.35 de la mañana. Sube al escenario otra Grande, Turbo. Turbulenta, que vino precisamente a turbar mi estado de calma. Habla de sí misma tranquila. Con la parsimonia de quien ha roto prejuicios y ha violado maternos mandamientos desde hace mucho tiempo. Y es que Helena Romero narra desde la experiencia. De cómo una actriz joven con inquietudes, cansada de interpretar el rol de la mujer en el teatro costumbrista, se anima a ponerla en el espacio… al espacio estelar e intergaláctico, me refiero, pero en escena, digo, y todo lo que sucede en su camino. De una Mujer que hizo metateatro cuando se estaba entendiendo ese nuevo término y paradigma, creó contemporáneo porque rompía, de verdad, tabúes clásicos. Sus palabras son sonoras. Habla de pocos recursos pero también de calidad. Textual y teatral. Habla de poesía. Y eso hace que la ame aún más. Me emociono. Nos emocionamos y ya toca salir al café. Café, te, agua, zumo, pan tumaca con jamón serrano. Delicioso. Siento. Y hablo. Y comparto. Y conozco. A mujeres estupendas. Aquellas que están creando, produciendo y dirigiendo sus propios espectáculos. Aquella otra que está recién llegada de la península tras una larga trayectoria y quiere forjar aquí su carrera, en su Isla. En su tierra…

 

Y reencontrarme. Con mujeres extraordinarias. Y aquella a la que no ponía nombre… porque está tan cambiada, pero quién será… ¡Mónica!, ¡es Mónica! Y mi emoción se intensifica por dos. Mónica Lorenzo, Gestora Cultural, actriz, directora. Currante, Soñadora. Humana, Magnífica. Generosa. Bella. Creadora del Teatro Timanfaya. Y la abrazo… y ella a mí. Claro, se cambió el pelo de color. Lo que compartimos, y qué alejadas estamos ahora, físicamente por la insularidad, pero también de conocimiento mutuo. ¿Cuánto apostaste por nosotros, Mónica? Cuántos: “mis niños, yo apuesto por Teatro13, porque esto es lo que quiero para mi Teatro. ¿La financiación? Como vean. No pasa nada. A media taquilla. ¡Pero ustedes salgan a la calle! Cuando tengan las luces montadas, salgan a la calle a venderse, ¡que tenemos que llenar!” cuando nadie apostaba por nadie. Cuando la palabra micromecenazgo no estaba de moda. Cuando no nos importaba si al teatro asistían dos personas o cien. Porque necesitábamos llenar el bolsillo, pero más necesitábamos satisfacer nuestra Almas. Ahí, siempre, estaba nuestra Querida, Admirada y Adorable Mónica con las puertas abiertas de su Timanfaya para Teatro13, Abraham, Ruth, Daniel, con quien ahora trabaja mano a mano, Timo, yo… y cualquiera de los que le fuéramos con propuestas jugosas, con Arte para dar de comer a Su hermoso teatro del Puerto de la Cruz. Y ay… cuánto me acuerdo de Dani, para el que soy su mujer volcánica. Y esa mujer volcánica se va encendiendo a medida que pasa la mañana. Que escucho hablar a Mónica. Que oigo su relato en primera persona. De la apertura del Timanfaya, de cómo fueron sus inicios y cómo se ve forzada a cerrar sus puertas por falta, de Todo. Y se reinventa, se reconstruye. Y sigue soñando. Y sigue creando, y sigue haciendo por y para el Teatro. Y sigue despertando conciencias.

Ya no sé en qué momento hubo descanso. Estoy turbada, Helena. Me voy a ver la exposición de la ilustradora Irene León, una de mis favoritas en Canarias. ¡Es tan orgánica! Anoche llegué a Las Palmas a las 19.50 y tras ver a mi amiga y anfitriona Valeria Payán la insto, la obligo a ver "Seres Bióticios" que estoy deseando ver desde su inauguración. Pero esta maldita Mar y este bandido Tiempo me han impedido ir hasta hoy. ¡Quedan solo 10 minutos para que cierre!, ¡vamos corriendo! Y vamos. Y disfruto. Pero resulta que tiene otra colectiva cerca del Guiniguada. Así que voy ahora. La mañana está soleada, nada que ver con ese frío eléctrico acondicionado. Descanso la mente viendo arte visual y me llaman de Atalaya Centro TNT para decirme que me han aceptado en su formación de laboratorio teatral.

Y ¿a quién le ponen el micro ahora?, ¿por qué me suena tanto?

Me suena porque cuántas veces habremos coincidido sobre el escenario, Grace Morales, iluminadora. Y al final no tuve tiempo de acercarme a ti con tanta charla. Grace. Cercana, franca. Reflexionó y me hizo pensar: “Yo cuando me presento no soy hombre o mujer, soy profesional. Soy técnico de luces”. Y sí eres Mujer. Eres una Gran Mujer. Por compartir tu experiencia en un sector que es principalmente de hombres. Y de corazón, gracias por tu honestidad, por tu discurso.

 

Después le toca el turno a Lourdes Rojas, escenógrafa, localizadora y directora de arte con un recorrido en el ámbito conceptual, cinematográfico y teatral alucinante. Pero lo más alucinante es que no la conociera antes. Aunque no está acostumbrada a estar encima del escenario ante un público, porque ella es la que primero llega… y la última que se va, hace una ponencia magistral y concluye aludiendo a la necesidad humana de la comunicación: “busquemos menos espacios plásticos y más espacios para comunicar ideas”. ¡Y lo dice una escenógrafa!

 

Salimos. Hay que tomar el aire y comer. ¿De nuevo? Bueno, un “enyesque”, picoteo, un aperitivo o como lo quieran llamar mientras conozco a mujeres como Carolina Pérez, actriz, dramaturga, escenógrafa, auto-productora, que se acaba de dejar la piel en el estreno de Su musical en Tegueste o Mónica Aguiar, actriz, dramaturga, directora de la Zentraleta Escénica. Coincido con otra dramaturga y docente de la Escuela de Actores de Canarias y tocaya, Isabel Delgado, que me habla de un proyecto de sostenibilidad impulsado por personas vinculadas a la escena en Lanzarote, donde resido. Se lleva haciendo 10 años. ¡Pero Isabel, cuéntame más! y nos damos los contactos muy rápido. Porque todo es urgente. Hoy.

 

Madre. Les digo. Y nunca mejor dicho. Todas. Madres. Hijas. Hermanas. Nietas. Mujeres. Creadoras. Dramaturgas. Diseñadoras. Actrices, Directoras. Docentes. Técnicos, iluminadoras, productoras...Mujeres polifacéticas, multi-formadas, Todo Terrena-les. Que nos toca hacer de todo. Con los pies muy bien puestos en la Tierra y sabiendo qué zapatos usar para cada ocasión. Siendo muy conscientes de nosotras mismas, de nuestras fortalezas, debilidades, miedos y del entramado social y cultural que tenemos a nuestro alrededor.

 

Volvemos al asiento y llega el turno de Nieves Mateo, que rescata el pasado para entender el presente. Que libera de la memoria y visibiliza así para las jornadas la presencia eterna femenina en la escena. Que siempre estuvo. Trae al Guiniguada a María Guerrero, a Margarita Xirgu, a Virginia Woolf para que nos guíen desde sus pasos, porque transitamos un camino largo que no hemos empezado nosotras hoy aquí. Nieves Mateo lleva haciendo una labor de investigación y creación encomiable desde todas sus facetas, la actoral, pero también la de investigadora, con Las Marías Guerreras y vinculada al movimiento feminista contemporáneo desde la asociación Clásicas y Modernas, asociación para la igualdad de género en la cultura. Y como buena periodista nos trae cifras. Nos devuelve a la realidad. Nos baja al proscenio. Desde allí nos cuenta cómo la unión es importante, el encuentro, también la visibilización, pero por supuesto, la difusión. Sonrío. Habla de la tercera ola del feminismo. Y siento que somos muchas. Muy diferentes. Que es un primer encuentro. Que son las primeras jornadas. Que hay muchas diferencias entre nosotras, las que estamos aquí hoy, y tantas cosas que nos unen. La mayor. La importante, la urgente: nuestra Pasión por el Teatro.

 

Y como yo también soy periodista, y comunicadora, y actriz, y pluriempleada, y todo-terrenAL busco palabras y encuentro algunas que se repiten. Que están de moda. Como Sorodidad, empleada doce veces a lo largo de las jornadas, o empoderamiento. He echado en falta Sinergia, Humana, Social y mis oídos han gozado al OÍR una y otra vez: Creer. Me apena no haber escuchado Insularidad, por ser una realidad que nos caracteriza, una fragmentación que nos aleja. Tengo la suerte de haber vivido en Tenerife siete años de mi vida, actuando con personas maravillosas y la desgracia o dificultad para mantener proyectos debido a la distancia física. Pero es también el entramado del que somos parte: realidades insulares, municipales, locales. Es por ello que necesitamos, como el agua que nos rodea, como el que bebemos, encontrarnos, vernos las caritas. Sonreírnos, abrazarnos, apoyarnos. Vernos, que todas estamos igual. Que todas estamos en esto. Porque lo AMAMOS. El Teatro. La amamos: nuestra Vocación.

Y Creer. CreerME. CreerNOS. Para poder Crear. No voy a seguir escribiendo, porque me tengo que acostar, pero sí voy a terminar mi crónica hablando del cierre. El espectáculo “Latente”, de Paula Quintana. Créanme, que si las jornadas empezaron a las 9 a.m. con la ponencia de Aranza Coello que me hipnotizó hablando de zapatos, los que nos ponemos y nos quitamos, los que dejamos de lado y los que acabamos desgastando, Paula clausuró poniéndose los suyos. Y Qué Zapatos. No digo más. No seré yo quien desvele el final del poderoso “Latente”.

Vayan. Paguen. Vean el Teatro que están haciendo las mujeres canarias. Todas tenemos mucho que contar. Mujeres todo-terrenALES. Conscientes. Formadas. Vivas. Seguras. Asustadas. Humanas. Orgánicas. Latentes.

Ojalá algún día, pronto, podamos ahorrar en zapatos. Ojalá algún día Isabel Delgado (dramaturga) se ponga en contacto con Helena (directora) para llevar a cabo una producción donde buscan actrices y actores remunerados. Hacen un casting y me contratan como actriz. Un montaje brutal que lleva una escenografía minimalista e impecable de la mano de Lourdes Rojas. La iluminadora será Grace y el espectáculo tendrá una producción ambiciosa que lleva Mónica. Del diseño y cartelería se encarga Carmen Corujo y de la fotografía, Victoria Lucía Uzabal. Todas cobramos. Cobramos por nuestro trabajo. Los ensayos son remunerados. Todas somos profesionales y todas hacemos simple y llanamente y de la mejor manera que sabemos… nuestro Trabajo. Porque resulta contradictorio y hasta absurdo que en un mundo cada vez más especializado, con tantas nano ciencias pululando por ahí, tengamos que ser polifacéticas. Reivindico el valor social del teatro, desde el nacimiento del guion hasta la creación de escena. Desde la primera palabra hasta la última. Desde el primer movimiento hasta el último suspiro. Desde las dudas hasta las certezas. Desde que se encienden las luces hasta después de apagadas. En el bar de al lado. Disfrutando del trabajo bien hecho. De Personas. Profesionales que aportan un servicio: Arte para la ciudadanía, ciudadanía que acude gratuitamente al Teatro porque las entidades públicas han apoyado, han financiado ese Proceso y, luego, el Resultado. Han financiado LA CREACIÓN. Y no un producto ya creado, vendido, fotografiado, con dossier, video-book y hasta página web. Porque eso, señoras y señores, cuesta DINERO. Porque si no, nos daremos de bruces con cada vez más espectáculos individuales, con mujeres y hombres todo-terrenaLES y quemad@s para espectadores todo-terrenaLES y quemad@s. Todo será hostil. Nos comeremos unos a otros. De verdad.

Gracias de corazón a la Dirección General de Promoción cultural del Gobierno de Canarias por la iniciativa y por la promesa durante el acto de que se repita, de que en 2019 podamos asistir a unas segundas jornadas, pero he de decir que no sólo necesitamos visibilidad, también requerimos capital para Crear. Para comprar el papel, el celofán y la purpurina que envuelve al regalo novedoso original que es la Creación en sí misma. Para salir. Para atrevernos.

 

Y como esto va de permitirse. De equivocarse. De caerse y levantarse. Voy a hacer algo que nunca he hecho, hoy. Mandar sin releer. Pero no sin antes acabar mi crónica así:

21.35 de la noche. Lanzarote. Me viene a buscar mi padre al aeropuerto. Mi querido padre. Qué importante es el hombre feminista en todo esto. ¿Cuántos meses llevo sin verlo? él también me quería ver, hoy. No tenía ni idea dónde estaba. Así que coincidió su llamada justo antes de embarcar y aquí estamos. Me trae fruta ecológica de su finca. Cuando llego a casa lleno la nevera. Tomates, aguacates, pimientos, berenjenas, uvas, higos... todo fresco. Cuando miro la nevera, está repleta. Discúlpenme. Estoy emocionada y veo, siento analogías por todas partes. ¡Toda la fruta es ecológica, orgánica como ella sola! Es de aquí. ¡Parece imposible que esta tierra tan árida de volcanes y lapilli de tanto alimento! Lo hay. Solo hay que saber cuidarlo, mimarlo. Valorarlo. Y cuando da sus frutos, verlos y recogerlos. Programadores, programadoras. Somos. Estamos. Busquen un poquito MÁS. Y encontrarán. Organicidad. Mujeres y Hombres que apuestan por nuestra Visibilidad.

 

Un abrazo y buenas noches,

Isabel

 

P.D: 0.51 de la mañana. Al final releí, busqué y etiqueté. Seré...

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención