domingo 20 de septiembre del 2020

Diseño Web Pyndoo

Está en: Opinión / Artículos de Opinión / *"No podrás borrar mi nombre"* 2018-44 por Amalia Martínez Fajardo

*"No podrás borrar mi nombre"* 2018-44 por Amalia Martínez Fajardo

2018; -44

Nos hemos acostumbrado a contabilizar cada año las que faltan, como si fuera un dato estadístico más. Una cifra de análisis como podrían ser la tasa del paro o de natalidad, un dato que nos alarma a la mayoría, pero algo que hemos normalizado.

Es más, nos parecería extraño contabilizar 0 víctimas por violencia machistas uno de estos años, porque eso sería un dato excepcional. 2019:  0 víctimas. Lo celebraríamos

Pero...¿cómo  se puede celebrar  y calificar de un excelente dato que no nos asesinen?

Porque estamos en ese punto de normalizar los asesinatos a  MUJERES por el mero hecho de ser Mujeres.

Este hecho sí alarma cuando se le pregunta a la gente... y si fuera tu madre? tu hermana? tu amiga? Siempre veo la misma expresión...el cambio de las facciones, las miradas grises y de miedo, en ese momento el tema sí empieza a ser preocupante y real. Nos olvidamos de que esas 44 mujeres tenían primos, tenían hijos, tenian amigos... y aún así parece que nos quedan lejanas.

Pero la realidad es que estamos en un punto en el que en nombre del amor heteropatriarcal se puede matar.

 

No dejo de pensar en que seguramente esas  44 mujeres en un tiempo se ilusionaron en algún momento en el que sus asesinos las llamaron por sus nombres o les dijeron cosas bonitas al oído o por  Whatsapp.  Seguramente, la mayoría de esas mujeres en algún momento se sintieron queridas y protegidas por sus futuros asesinos. Y en ese punto estamos, como dice Rosalía en su disco el Mal Querer, dedicado a todo, menos al amor: "DI MI NOMBRE cuando no haya nadie cerca. Que las cosas que me dices, no salgan por esa puerta". Las cosas que me dices, que seguro que son de todo menos bonitas, como seguramente sí lo eran al principio. Porque la mayoría de los inicios son bonitos.

 

Pero si nos remontamos a otras épocas... cuando no se contabilizaban los asesinatos,  todas esas generaciones de mujeres que han pasado por la vida callando y cargando... callando y cargando...no dejo de pensar en ellas, en cuántas no fueron contabilizadas sino simplemente, nos dijeron que se "murieron".

 

La violencia de género no es sólo un pellizcón o un empujón. Es una mirada de asco y desafiante, es un desplante o una burla.

El mal querer es todo aquello que no te hace sentir bien, ni a gusto.

Otro tipo de violencia " normalizada e impune"; “La pornografía es una forma de violencia sexual ejercida contra las mujeres debido a que promueve una imagen de la mujer estereotipada, enalteciendo la violencia y/o la degradación y atenta contra la condición y calidad de vida de las mujeres, e incluso menosprecia sus derechos básicos”.

El otro día Évole en Salvados le preguntó a un grupo de jóvenes si creían que las relaciones sexuales que mantenían podían estar cargadas de violencia consentida, siguiendo como modelo el porno. Tras quedarse pensativas, todas dijeron que "seguramente influya".

Me da la sensación, que  las mujeres hemos casi siempre, el paño de lágrimas de la especie. Las peor paradas, desde luego históricamente, así ha sido. Que la cosa está cambiando? Posiblemente... pero el cambio sigue siendo lento.

Esas 44 mujeres tienen nombre y eso jamás nadie se los podrá borrar.

Ojalá pronto no exista el día en el que tengamos que reivindicar que no nos maten, ojalá  que cada 25 de noviembre, sea un día más.  Un día con frío, pero sólo por ser invierno.

Si me estás leyendo y tienes la mínima duda de que puedas correr el riesgo de ser la 45. Hermana, sal. No corras ese riesgo, tu vida vale más que cualquier otra posibilidad. Sal de ahí.

016

 

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención