miércoles 18 de septiembre del 2019

Diseño Web Pyndoo

Está en: Opinión / Artículos de Opinión / Los CACT y Lanzarote Reserva Inteligente de la Biosfera: Visión de la sostenibilidad turística de Lanzarote 2023

Los CACT y Lanzarote Reserva Inteligente de la Biosfera: Visión de la sostenibilidad turística de Lanzarote 2023

Las islas son ecosistemas sumamente frágiles que juegan un papel clave a la hora de conservar la biodiversidad del planeta, en este sentido Lanzarote no es una excepción, y dada su alta capacidad de atracción turística se encuentra sometida a una presión humana cada vez mayor.

Cuando en octubre de 2015, Lanzarote presentó su candidatura a la convocatoria de Red.es de Islas Inteligentes, se inició el camino en el que nos encontramos para convertir a Lanzarote en un Destino Turístico Inteligente. Era sólo el primer paso y desde ese momento se empezaría a trabajar en diferentes hitos que con el tiempo han servido de preparación y aprendizaje, y que culminan en la actualidad con el comienzo del proyecto “Smart Island Lanzarote Reserva Inteligente de la Biosfera”.

En octubre de 2016, los CACT lanzaron una de las primeras App móvil turísticas a nivel mundial basadas en la inteligencia Artificial de Watson y que, junto con IBM, ha supuesto todo un reto y una colaboración exitosa. Ésta es sólo una de las primeras iniciativas que pusieron a Lanzarote y los Centros Turísticos en la órbita de los destinos inteligentes. En 2018, los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote firmaron el contrato “Timanfaya CITIES”, una iniciativa innovadora que conseguirá llevar a Lanzarote y, en concreto, a las Montañas del Fuego, la primera guagua turística autónoma y eléctrica para la Ruta de los Volcanes.

El mar y nuestro litoral suponen una riqueza inigualable y de gran importancia para nuestra isla y sustento de muchos lanzaroteños a lo largo de los años. Tras la creación del Museo Atlántico, centro creado con la finalidad de convertir la isla en un referente internacional en la lucha por la protección de los mares y océanos a través de la investigación y la divulgación, el pasado mes de abril los CACT firmaron el contrato del Observatorio Costero del Museo Atlántico, un proyecto promovido con la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que permitirá medir distintas variables para, sin lugar a dudas, contribuir a valorar el impacto de la acción humana sobre los ecosistemas marinos de las islas y mejorar el conocimiento sobre la evolución del clima en Canarias y en la región de la Macaronesia. Esta Iniciativa que tendrá continuidad en la Marina de Arrecife con la apertura del nuevo centro del Islote de la Fermina.

Sin embargo, no me gustaría dejar de lado muchas otras iniciativas y actividades que han servido para darnos cuenta y asegurar que avancemos en la dirección correcta.

En los últimos tres años se han ido desarrollando proyectos pilotos destinados a generar un Ecosistema de Innovación Colaborativa Insular como instrumento para hacer frente a la gestión de la sostenibilidad, así como a la mejora de la experiencia turística. Es por ello, que cabe reseñar y destacar algunas de estas acciones: los retos lanzados (CACT Cognitive challenge) con el objetivo de seguir enriqueciendo la base de conocimiento del ChatBot presente en la App CACT Lanzarote, incentivar la formación en la programación a los más pequeños a través de “La Hora del Código”, la propuesta experimental de conservación y restauración de praderas de Cymodocea nodosa (sebadales) en el entorno del Museo Atlántico; el proyecto impulsado con la Fundación Canaria de la Universidad de La Laguna y el Grupo de Investigación de Control Integrado de Plagas y Enfermedades Vegetales –CIPEV- para hacer frente a la expansión de la planta calcosa o vinagrera (Rumex lunaria), la restauración de las Salinas del Río, el programa Ciencia de datos Smart Tourism CUNEF son sólo algunos de los ejemplos.

Todas estas experiencias han permitido a CACT Lanzarote contar con los recursos humanos, tecnológicos y organizativos necesarios para afrontar los retos que la actividad turística implica a la sostenibilidad. Si a esto le añadimos la capacidad económica que nos facilita el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), podemos afirmar que contamos con todo lo necesario para afrontar desafíos que hasta la fecha han sido de difícil solución, como son el cambio climático y la sostenibilidad de la actividad turística.

Tal y como ya indicó el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, en la celebración de los 50 años de los CACT, “Los Centros miran de frente y sin miedo a sus retos de presente y de futuro a partir del respaldo que le brindan los millones de personas que los visitan cada año”, situación que nos permite poder proyectar donde se posicionará la isla de Lanzarote en 2023.

En esta línea, Lanzarote trabaja por ser la isla con la mejor experiencia de visita turística. Es por ello, que en 2023 tanto los visitantes que vengan a la Isla como los agentes turísticos insulares contarán con un Canal Turístico Digital adaptado a la realidad insular. Los visitantes podrán, a través del uso de las capacidades de la inteligencia artificial, acceder en tiempo real y utilizando el lenguaje natural a todo el catálogo de productos turísticos, información de contexto sobre afluencias a los centros y meteorología local precisa, entre otros, para que en función de su perfil, puedan tener la mejor experiencia posible de visita a la isla. Asimismo, este canal Turístico Digital permitirá a los agentes turísticos insulares mejorar la eficiencia de sus operaciones maximizando con ello sus beneficios y favoreciendo el impulso de la economía a través del consumo de la oferta local y proporcionando a los agentes del turismo la conexión directa con los turistas. Por tanto, el Canal Turístico Digital será la forma de conectar la economía local con el turista, permitiendo a este último capacidades para la auto-gestión y auto-planificación eficiente de su experiencia en tiempo real.

Por otro lado, Lanzarote podrá contar también con la mejor gestión de la sostenibilidad de un destino turístico. La isla informará a cada turista que la visite sobre cuál es su impacto en términos de huella de carbono y cambio climático. Así, se le facilitará información para que pueda tomar mejores decisiones de consumo teniendo en consideración el impacto medio ambiental de su actividad, el impacto sobre la economía local y el impacto social que su actividad produce en la isla de forma que el turista responsable pueda auto-gestionar su experiencia de visita mejorando su satisfacción en la medida que disminuye su impacto sobre el cambio climático. Los gestores privados y públicos de la actividad turística y de los servicios públicos contarán con un Cuadro de Mando Integral Predictivo de la Sostenibilidad que les permitirá dimensionar sus activos de forma óptima y organizar sus operaciones, gracias al conocimiento aportado por los datos recogidos en tiempo real del desplazamiento de los visitantes y residentes en la isla.

Asimismo, Lanzarote liderará a nivel nacional la movilidad eléctrica turística. La Ruta de los Volcanes será visitada en Guaguas Turísticas Autónomas y Eléctricas, con lo que Lanzarote será un actor principal para acelerar la adopción de la movilidad turística eléctrica y autónoma en 2023.

Gracias a los avances experimentados por la comunidad científica, por los gestores del destino y por las ONG ambientalistas, a través de los datos suministrados por el Observatorio Costero establecido en el Museo Atlántico de Lanzarote, en 2023 dispondremos de la mejor Custodia del Mar Costero. La isla tendrá sistemas de vigilancia, protección, conservación y de gestión de la totalidad de puntos de inmersión de la isla, de la Marina de Arrecife y de la Reserva Marina del Archipiélago Chinijo, que permitirán al mismo tiempo recuperar la vida en nuestras costas y proporcionar mejores experiencias de buceo que a su vez permitirán financiar la labor de custodia del mar costero.

Para terminar, cabe destacar que los siete municipios de la isla dispondrán de una plataforma única que servirá entre otros para mejorar la eficiencia de sus servicios públicos de limpieza, recogida de residuos e iluminación, consiguiendo así no sólo mejorar la experiencia y calidad de vida de los que no visitan sino también la de los residentes de la isla de Lanzarote.

Una parte importante de todo este trabajo, culminará próximamente en junio de 2019 con la apertura del Centro de Innovación Insular del Islote de la Fermina, que recogerá datos sobre el comportamiento de los turistas a través de la Plataforma Lanzarote Reserva Inteligente de la Biosfera y el programa de capacitación que se desarrollará en dicho centro en las siguientes materias: Inteligencia Artificial, Ciencias de Datos, Customer Experience y Sostenibilidad. Todo ello permitirá crear el mejor ecosistema de profesionales expertos en gestión de la sostenibilidad turística de tal forma que Lanzarote se convierta en exportador de estas capacidades a otros destinos turísticos insulares.

En definitiva, toda la experiencia acumulada por la Isla desde hace más de 50 años la ha llevado a ser reconocida como uno de los destinos turísticos lideres en materia de sostenibilidad, pero hay que seguir trabajando para cumplir los objetivos marcados para 2023 y no conformarnos con los reconocimientos logrados hasta la fecha. Como César dijo en 1992, “no debemos desfallecer, hay que seguir adelante, estar vigilantes y mantener viva la conciencia crítica, pues el futuro nunca está conseguido, lo tenemos que hacer desde el presente.”

Esta visión es la que nos hace continuar trabajando en los CACT para desarrollar la versión más sostenible de nuestro crecimiento que nos permita seguir mirando al futuro con el convencimiento de que las islas aún tenemos mucho que decir en el devenir del planeta.

José Juan Lorenzo Rodríguez

17 de mayo de 2019

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención