jueves 04 de junio del 2020

Diseño Web Pyndoo

Está en: Sociedad / Sociedad / Decisiones de la RAE en medio de la pandemia del coronavirus

Decisiones de la RAE en medio de la pandemia del coronavirus

La Real Academia Española ha señalado que es recomendable "evitar los calcos del uso del inglés 'to escalate'" en el idioma español, como ocurre con la palabra 'desescalar', de la cual se ha incrementando su uso durante la pandemia de coronavirus.

De hecho, diversos representantes del Gobierno ya han empleado este término para hablar de un plan de salida del Estado de alarma, decretado este último mes debido al virus. La palabra 'desescalar' no está recogida en el diccionario de la lengua española.

Según ha señalado la RAE, lo recomendable es evitar estos "calcos del inglés" y emplear 'aumentar' o 'intensificar' en lugar de 'escalar'. En el caso de 'desescalar', recomienda en su lugar el uso de 'reducir', 'disminuir' o 'rebajar'.

'Pandemia', 'cuarentena', 'confinar', 'resiliencia', 'epidemia', 'virus', 'morgue', 'triaje' o 'cuidar' son algunas de las palabras más buscadas en el Diccionario de la lengua española (DLE) durante el último mes, coincidiendo en su mayor parte con los días del Estado de Alarma debido a la pandemia de coronavirus.

La RAE ha explicado que a lo largo de este periodo ha recibido más de 84 millones de visitas, con una media de casi 3 millones de usuarios diarios. La institución ha señalado que los términos relacionados con la crisis del COVID-19 que generan más visitas al diccionario indican "una tendencia informativa clara: la gente quiere saber los significados que acompañan a esta nueva realidad".

No obstante, entiende que también registran "un anhelo de palabras de aliento o que ofrezcan seguridad". Es por ello que entre 'confinado', 'morgue' o 'moratoria' se encuentren palabras como 'médico', 'inocuo', 'remitir', 'solidaridad', 'esperanza', 'altruismo' o 'resistir'.

Además, el confinamiento, su contingencia, el significado de estado o las moratorias se mezclan en las búsquedas con términos médicos: 'asintomático', 'infestar', 'disnea', 'enfermedad', 'infectar', 'intubar', 'afectar' o 'hipocondría'. También otras palabras más específicas, como 'mascarilla' o 'pangolín' han recibido un número superior de visitas.

Asimismo, han sido varias las palabras no presentes en el diccionario relacionadas con la actualidad que se han buscado especialmente: 'coronavirus', 'ERTE', 'sanitizar', 'videollamada', 'nasobuco' o 'cuarentenar'. En el caso de 'ERTE', ya tiene entrada propia en el Diccionario del español jurídico.

Por otra parte, la RAE ha recibido múltiples consultas vía Twitter sobre palabras como 'coronavirus' (origen, escritura correcta, muerte por/con coronavirus...), 'pandemia' (diferencia entre pandemia y epidemia, si es redundante decir pandemia global y pandemia mundial), 'COVID-19' (escritura, género, pronunciación), 'cuarentena' (si debe ser necesariamente de cuarenta días), 'sanitizar' (sobre su validez) o 'triaje' (si es con g o con j).

Por otro lado, la academia ha puesto en marcha una iniciativa en sus redes sociales para compartir palabras que acompañan a este periodo y que "reconfortan ante la incertidumbre". Bajo la etiqueta '#QueLasLetrasTeAcompañen', se repasan todas las letras del abecedario, con una grafía especial, y se proponen palabras curiosas para "hacer sentir mejor".

'Apapachar' (se usa en algunas zonas con el significado 'dar abrazos'), 'brezar' ('acunar a alguien o mecer algo'), 'dingolondangos' ('expresiones cariñosas, mimos, halagos, arrumacos') o 'esplendente' ('resplandeciente') son algunas de las palabras que se han propuesto desde la RAE.

'Alcoholímetro', 'cachalote', 'chiflado', 'huipil', 'listeria' o 'perroflauta' son algunos de los diversos términos cuyo origen etimológico e historia ya puede consultarse en el Nuevo Diccionario Histórico del Español (NDHE) elaborado por la Real Academia Española.

Con esta nueva actualización, la obra académica añade la historia de palabras pertenecientes a los ámbitos de los animales, las enfermedades, los instrumentos, las máquinas bélicas y la indumentaria.

Este diccionario (consultable en el enlace 'http://web.frl.es/DH') ha publicado 704 nuevos artículos, que contienen 1.034 acepciones, 165 subacepciones y más de 15.700 ejemplos, extraídos de diversos corpus (en especial, de los académicos), diccionarios, ficheros, hemerotecas y bibliotecas virtuales.

De acuerdo con el método seguido en esta obra (en que se redactan los artículos en función de su pertenencia a una misma familia léxica o en virtud de las relaciones semánticas que mantienen con otros vocablos), en esta entrega se ha afrontado la elaboración de artículos pertenecientes a diversos ámbitos.

Uno de ellos es el de las palabras (y sus familias) que designan animales, como cachalote, delfín (y sus derivados, entre los que se pueden citar delfinario, delfinear, delfinorrinco, delfinoterapia y diversos términos técnicos que designan algunos grupos taxonómicos), foca (y su familia, con vocablos como foquero, foquina o foquístico), choique o guacamayo.

En las palabras que designan enfermedades, se ha redactado en el diccionario --que se desarrolla gracias al apoyo de Inditex y a la colaboración de la Fundación San Millán-- sobre el término 'gota', palabra de alta frecuencia, así como la de una parte sustancial de su familia léxica (con voces como cuentagotas, gotera, gutiforme o gotelé).

Al tiempo, se publican las familias de plasmodiasis (término técnico sinónimo de malaria o paludismo, vocablos publicados en entregas anteriores) y de listeria (en cuya amplia familia se integran voces como listeremia, listerina o listerine), enfermedad que acaparó portadas de la prensa española en el verano de 2019.

Además, se ha incrementado el caudal de voces pertenecientes a familias redactadas previamente, como las que designan instrumentos o máquinas --acetímetro, alcoholímetro, densímetro, lactómetro o urinómetro, entre otros--.

En el campo de los instrumentos musicales puede citarse, además de chalaparta (txalaparta), pífano o serpentón, la numerosa familia de chifla, en la que se integran palabras como chiflar, chiflado, chifladura o la subfamilia de rechiflar.

 

Además, se han elaborado algunos artículos de la familia de flauta (ya publicada), como perroflauta o yayoflauta, vocablos de uso extendido en España en el siglo XXI. También palabras referidas a máquinas bélicas, como bozón, helépola, plúteo o vínea o palabras de la indumentaria, como huipil y escaupil.

La cuarentena que hagan las personas enfermas de coronavirus no tiene por qué referirse "necesariamente" a periodos de cuarenta días, ya que el término alude a plazos "variables", según ha explicado la Real Academia Española (RAE), que no descarta la futura entrada en el diccionario de las palabras 'coronavirus' o 'cuarentenar'.

"Pese al origen de la palabra, el tiempo que dura una cuarentena puede variar según el caso", ha recordado en un documento enviado a Europa Press la RAE, que recuerda una de las acepciones de esta palabra en el diccionario --'aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas y animales'-- y pone un ejemplo --'Nos ordenaron guardar una estricta cuarentena de doce días'--.

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ha explicado que la crisis sanitaria "generará por sí misma palabras que habrá que atender". "Circunstancias como las que vivimos producen palabras nuevas, pero que suelen ser efímeras. Aunque se pongan muy de moda, luego desaparecen", ha apuntado el académico.

"Quizás nos acordemos siempre de 'coronavirus', porque es una palabra que ya ha entrado en nuestra conversación ordinaria, pero, más allá del simbolismo social que ha alcanzado ese término, no creo que el entorno de la crisis genere muchos vocablos que tengamos que eternizar en el diccionario", ha señalado Muñoz Machado.

La RAE dejará en las manos de los hispanohablantes la incorporación de 'cuarentenar' en el diccionario. "Lo que ellos decidan. Si les gusta 'cuarentenar', y se usa mucho y permanece, nosotros con mucho gusto lo incorporaremos al acervo del español. Quien crea palabras es el hispanohablante, los que usan la lengua: la Academia toma nota y cuando está suficientemente extendido, se reconoce", ha indicado.

Además, la institución ofrece otros apuntes sobre la escritura de la palabra 'coronavirus', que se debe escribir en una sola palabra y con minúscula inicial si se usa como nombre común del virus --y que ya ha sido propuesta para su estudio y posterior incorporación al diccionario--.

Respecto a la abreviatura 'COVID-19', un acrónimo, afirma que lo indicado es escribirlo con mayúsculas en todas sus letras. "Solo si con el tiempo llegara a convertirse enteramente en el nombre común de la enfermedad, la escritura indicada sería en minúsculas, 'covid-19'", ha matizado.

'Coronavirus' es invariable en plural y, en cuanto a su género, lo más adecuado sería el uso del femenino --si se supone el sustantivo tácito 'enfermedad'--, aunque reconoce que lo más frecuente es el masculino porque se emplea 'coronavirus' para referirse a 'la enfermedad del coronavirus'. Además, recuerda que el adjetivo 'global' junto a la palabra 'pandemia' "sirve para recalcar la magnitud de su extensión".

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención