viernes 30 de septiembre del 2022

Diseño Web Pyndoo

Está en: Política / Política / Unidos por Lanzarote y La Graciosa critica “el silencio interesado y cómplice de administraciones y partidos políticos ante el centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Arrecife”

Unidos por Lanzarote y La Graciosa critica “el silencio interesado y cómplice de administraciones y partidos políticos ante el centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Arrecife”

Desde Unidos por Lanzarote y La Graciosa (UPLG) consideramos que la ciudad de Arrecife, tercera capital de Canarias sobre el papel, y la isla de Lanzarote en general, están casi abandonadas a su suerte en materia de seguridad.

Por un lado nos encontramos con los gobiernos socialistas y podemitas que rigen nuestras vidas que han pasado de criticar lo malo de Rajoy a alabar lo malo de Pedro Sánchez, quien visita la isla en varias ocasiones sin responder ni una pregunta, a una Dirección Insular de la Administración del Estado que no hace declaraciones y cuya dirección desconoce la gran mayoría de los conejeros y a un gobierno central, regional y cabildicio que callan y miran hacia otro lado ante el verdadero panorama que soporta Lanzarote en materia de inmigración que, además, PSOE y sus socios justifican llenándose la boca sin vergüenza al hablar del supuesto drama humano que viven en sus países de origen sin tener en cuenta lo que están ocasionando en su propia isla.

Sin ánimo de generalizar entre los inmigrantes llegados, a nadie se le escapa la creciente delincuencia e inseguridad que se da en Arrecife. Repetimos, para evitar que enseguida la mal llamada izquierda hable de ultraderecha si no compartes sus designios convirtiéndose de esa forma ellos en la propia ultraderecha, sin querer unir por obligación delincuencia e inmigración, es palpable que el aumento de inmigrantes irregulares aumenta la sensación de inseguridad por la imagen, cada vez más repetida en la vida insular, del aumento de individuos, a veces solos, otras en grupos, vagando por las calles.

Y es que la población debe conocer que, en las últimas semanas, se ha confirmado el silencio interesado y cómplice de todas las administraciones y partidos políticos ante el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Arrecife, la famosa carpa de la zona portuaria que ha llegado a albergar hasta 600 personas semanalmente.

¿Se imaginan 600 inmigrantes ilegales por semana en una ciudad como Arrecife o una isla como Lanzarote? Pues es lo que estamos viviendo. Un número absolutamente inviable para la ciudad, para esas instalaciones y para las fuerzas del orden que allí trabajan, completamente desbordadas.

Pero los que se hinchan como pavos orgullosos al justificar la llegada de inmigrantes no piensan ni hablan después de las consecuencias, ni de la falta de medios humanos y materiales ante semejante número de inmigrantes que sufren los que trabajan con ellos y los inmigrantes

mismos. Pero vende más a la sociedad y a los medios el recibimiento con los brazos abiertos que ofrece el gobierno. Si, el mismo gobierno que puso el grito en el cielo con la situación del Open Arms en el Mediterráneo y en cuanto se apagaron las cámaras se olvidó del tema. Aún esperan saber sobre su futuro en la Comunidad Valenciana muchos de esos inmigrantes que el gobierno abrazó en el Puerto de Valencia a bombo y platillo.

Otro tema es el Albergue de La Santa donde decenas de jóvenes inmigrantes se encuentran esperando cumplir 18 años y la imparable llegada de un futuro gris tirando a negro. Es el caso del último grupo de jóvenes que alcanzaba la mayoría de edad y que al quedar completamente libres andan vagando y durmiendo por las inmediaciones del Teleclub de La Santa. ¿Esa es la humanidad que pregonan los socialistas tanto en el gobierno central como en el regional y en el cabildo insular?

Ciertamente, la situación en Lanzarote se está volviendo tensa e incontrolable. Pero mientras los mandatarios solo piensan en su partido y no en los ciudadanos, mirando hacia otro lado ante lo que está ocurriendo, desde UPLGU decimos alto y claro que el tema se ha convertido en un peligro para la ciudad de Arrecife y en una situación insostenible para inmigrantes, trabajadores y para la ciudad.

Unidos por Lanzarote y La Graciosa pide al Gobierno de España que haga algo más para controlar y frenar esta ingente llegada desordenada de inmigrantes. Al gobierno canario, Cabildo de Lanzarote y al Ayuntamiento de Arrecife pedimos que exijan al Gobierno de España el control real de las fronteras, acuerdos internacionales para la repatriación de ilegales y para la llegada ordenada con solicitud previa y pedir la solidaridad europea y regional para el reparto de los que, a pesar de todo, lleguen irregularmente.

Pero, alejados del populismo de nuestros gobernantes, pedimos las medidas necesarias para tener centros en condiciones, ampliar el número de agentes y medios necesarios para controlar y atender a los que lleguen. Hasta 600 personas hacinadas en esas carpas pueden dar lugar a situaciones indeseables que luego pagan tanto los propios inmigrantes como los vecinos de Arrecife y, por ende, de Lanzarote.

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención