sábado 13 de agosto del 2022

Diseño Web Pyndoo

Está en: Portada / Editorial / Toneladas de responsabilidades antes y después del suceso de Tinajo

Toneladas de responsabilidades antes y después del suceso de Tinajo

El suceso de Tinajo ha vuelto a despertar el temor que muchos conejeros guardan en su interior tras algunos casos sin resolver que se han producido en la isla en los últimos años.

A lo espantoso de lo sucedido en Tinajo se le puede sumar un análisis de lo que vivimos en Lanzarote desde hace mucho tiempo. Más y más oscuridad para las entrañas de la isla.

Por cercanía, llama la atención que algunos vecinos conocieran los hábitos del padre encarcelado y sus acólitos y que nadie dijera nada. Toda la atención que despertó la mujer desaparecida siendo muy pequeña y que llevó al alcalde a denunciar su situación, se convirtió, años después, en pasotismo y ceguera absoluta. Un vecino ha manifestado públicamente que conocía que escondían a la víctima en la misma grieta donde encontraron la bolsa con huesos cada vez que algún responsable judicial o institucional acudía preguntando por ella. Y seguro que alguno más era conocedor de lo que acontecía entre aquellos muros y entre veinte canes.

También queda la labor de las fuerzas de seguridad. En este caso sin mácula alguna salvo la ya sempiterna afición de algunos representantes de la Justicia en la isla de regalar detalles a algunos medios de comunicación.  Esa es una cuestión aún más hiriente cuando hablamos de las filtraciones en los Juzgados de Arrecife. Tampoco creo que cueste tanto encontrar la “garganta profunda” de la Avenida Medular de Arrecife. Siempre son los mismos medios los que se apuntan la medalla de la exclusividad informativa. Aunque recuerdo que la exclusividad no es etiqueta de buen periodismo. Es tan sólo una pomposa forma de hablar para todo aquel que depende de su orgullo y sus desvíos para ser feliz.

Mensaje no sólo para los responsables judiciales. Los mandamases de la Policia Nacional y, sobretodo, de la Guardia Civil, siguen tratando a los medios de Lanzarote con la misma falta de respeto que nunca se atreverían a usar en las islas capitalinas. Mientras la Delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento no meta mano en eso, que no lo hará, todo seguirá igual. Los medios buscarán fuentes alternativas, no siempre fiables, y alimentarán, en algún caso,  los temores de la ciudadanía.

No hay caso en Tenerife o Las Palmas que esté envuelto en el mutismo que los responsables políticos dejan en Lanzarote para cada suceso. Un ejemplo más de que el trato es diferente por mucho que algunos se empeñen en disimularlo. A la dureza que hace falta para con todo aquel que incumpla la ley, abrace los colores que abrace, hace falta mayor responsabilidad de los representantes de lo público en la isla y sus superiores más allá de Playa Blanca. Sólo queda desear y exigir que Lanzarote y La Graciosa no sólo sirvan para sus vacaciones estivales y para conseguir votos cada cuatro años.

 

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención