martes 03 de agosto del 2021

Diseño Web Pyndoo

Está en: Portada / Editorial

Editorial

Dos visitas en quince días con afonía selectiva

Dos visitas en dos semanas de Paulino Rivero, el presidente regional. Según algunos, porque hay muchas cosas por hacer en la isla, según otros, porque se acercan las elecciones, según los que le añaden más malicia al pensar, el viernes es el día para intentar arreglar el cáncer de intestinos que tiene Coalición Canaria (CC) en Lanzarote y, de paso, relajarse un poco de la intensa agenda que le depara su cargo.

El espacio sonriente

Pinta y piensa desde el alma, habla sin censura y siempre ahogado en valentía. Me ha demostrado durante bastante tiempo que  la reflexión es buena compañera, sobretodo si se adereza con inteligencia, experiencia y habilidad. Conocía al pintor y he descubierto la persona apodíctica que se esconde tras las pinceladas. Y me congratulo por ello sin dudarlo.

La isla hollada

Mapa de Lanzarote de Torriani, siglo XVIHace cierto tiempo hacíamos referencia a la tomadura de pelo que significaba la utilización de las bajas médicas en las instituciones insulares para no trabajar y seguir cobrando de todos nosotros. Nada nuevo bajo el sol.

Camino a la desesperanza

Un análisis somero de lo que nos rodea lleva de forma ineludible a la desesperanza. En el Gobierno Regional se ha roto lo que había, si es que había algo. Unos y otros llevaban meses tirándose piedras, practicando el tiro con arco con las gaviotas. Ha llegado una excusa y el PP la ha aprovechado, ha salido volando.

No me hables del PIOL

Publiciad del PIOL del año 1991 (Jable)En el año 1991 entraba en vigor el Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL). Desde entonces nos hemos familiarizado en demasía con aquello de aprobaciones iniciales y definitivas, modificaciones puntuales, desclasificaciones de suelo y camas, Planes Parciales y estándares, revisiones parciales, modificaciones de anexos de revisiones parciales, plazas, adecuación a los cambios en las diferentes normativas, influencia sobre los Planes Generales de cada municipio y la concesión o no de determinadas licencias y, sobretodo, con los famosos cuartos de aperos.

Pág. 15 de 16