sábado 21 de mayo del 2022

Diseño Web Pyndoo

Está en: Sucesos / Sucesos / Una mujer dice que prefirió ser violada antes que "acabar en un maletero"

Una mujer dice que prefirió ser violada antes que "acabar en un maletero"

Una mujer, presunta víctima de una violación, ha asegurado ante la Audiencia de Las Palmas que, ante las amenazas de muerte de su agresor, prefirió ser violada antes que "acabar en el maletero de un coche". El acusado, que se encuentra en libertad y que ha negado los hechos, se ha definido como un "tipo pacífico", aunque se enfrenta a una pena de 8 años de prisión como autor de un delito de agresión sexual supuestamente ocurrido en su coche durante la madrugada del 5 de diciembre de 2007 en Arrecife.

Su abogado, José Luis Sáez, pide su absolución y ha apuntado que podría tratarse de una falsa denuncia ya que, según declaró el acusado, fue una relación sexual normal entre jóvenes, en la que en todo momento fue "amable" hasta que, al concluirla, ella le pidió dinero y él se lo negó.

 

Añadió que, cuando se negó a darle dinero a la víctima, siempre según su versión, ésta le insultó y se bajó del coche.

El acusado explicó además que la misma noche que ocurrieron los supuestos hechos que se le imputan había estado tres horas antes en un "puticlub", donde también mantuvo otra relación.

La joven, sin embargo, explicó al tribunal que el acusado le ofreció llevarla en coche a su casa, a lo que primero se negó pero después aceptó, por lo que se dirigieron a por las llaves del vehículo que estaban en el domicilio de los padres del procesado.

Añadió que, posteriormente, cuando iban en dirección a su casa el acusado paró el vehículo porque le dijo que tenía que orinar y, tras la micción, se metió de nuevo en el coche y comenzó a manosearla y se le echó encima, pese a que ella le dijo que no quería mantener una relación porque se acababa de separar y tenía tres hijos.

Según la víctima, el acusado la amenazó con matarla y, tras penetrarla varias veces pese a su oposición, le llamó "puta, zorra y de todo" y le dijo que "ahí tenía otro hijo".

Agregó que ella salió corriendo del coche mientras él se quedó "tan tranquilo".

Según la fiscal, los forenses advirtieron al acusado varias lesiones en la espalda y en un dedo de una mano, que el acusado dijo que fueron causadas por sus gatos mientras que la víctima aseguró que se las había hecho ella con las uñas cuando se defendía.

La fiscal solicitó, además de la pena de cárcel, que se prohíba al acusado acercarse y comunicarse con la víctima durante diez años y el pago de una indemnización de 5.000 euros por los daños morales.

Agencias-EFE

QUOTETHISARTICLEONYOURSITE

CREATELINKTOWARDSTHISARTICLE



PREVIEWQUOTE


Noticias de Lanzarote agradece su atención